Diseño minimalista cuya versátil configuración admite su uso como escritorio, mesa para sala de reuniones segmentada según la longitud de la tapa.

 

El canto decrece para conferirle una singular delicadeza y su base  metálica bombeé de terminación texturada en colores, negro, grafito y bordeaux oscuro completa una visión de jerarquía.

 

La base con localización para cables permite acceder a una bandeja portacables y un acceso sobre la superficie.


WAM puede llevar como opcional una carpeta de cuero a tono con la base.