Considerado uno de los diseños más significativos y reconocidos del siglo XX, el sillón “Eames®  Lounge Chair and Ottoman” establece un estándar de confort y elegancia. La composición de materiales de este clásico como la chapa de madera y la flexible piel evocan el lujo de antaño transformado en formas modernas. 
Presentada en 1956, “Eames®  Lounge Chair and Ottoman” es una pieza atesorada por coleccionistas alrededor del mundo.

 

DISEÑADO POR

Charles y Ray Eames®  para Herman Miller®

 

HISTORIA

El “Eames®  Lounge Chair and Ottoman” es la culminación de los esfuerzos de Charles y Ray Eames® para crear un hermoso y confortable sillón utilizando técnicas de producción que combinan la tecnología y el trabajo artesanal. Esta herencia viene desde las sillas “Molded Plywood” diseñadas por los Eames® en los años 40 y que forman parte de la colección permanente del Museo de Arte Moderno de Nueva York. 

El fin de los diseñadores Eames® al crear este modelo fue el de brindar un look cálido, un espacio clásico de reposo en los tiempos modernos. 

El primer ejemplar “Lounge Chair and Ottoman” fue producido en 1956 como regalo de cumpleaños para un buen amigo de Charles Eames® llamado Billy Wilder -el ganador del Oscar como mejor director- e hizo su debut en público en el programa de televisión “Today show”.

 

ERGONOMIA

El "Eames®  Lounge Chair and Ottoman" proporciona sensación de lujo. Este sillón clásico es muy cómodo, cuenta con almohadillas de espuma de poliuretano de 6” y fina tapicería en piel.

 

Un lugar para relajarse.Los contornos de la silla y el respaldo alto, dan la bienvenida al usuario. Cuenta con un mecanismo giratorio.

 

Calidad Artesanal, atención en cada detalle. Todas las piezas son ensambladas a mano.

 

Construcción durable: el armazón está hecho con siete capas en chapa de cerezo, cerezo natural o nogal; y los tensores de la base y el respaldo son de aluminio fundido.


ECO-FRIENDLY

Utilizamos 24% de materiales reciclados para el sillón y el ottoman, que son 29% reciclables al final de su vida útil. Sin embargo, es mucho más probable que “recicles” el sillón y el ottoman al pasarlo a la siguiente generación.